922 220 000 - 928 139 393 info@seranca.com

Uno de los factores que más afectan a nuestros hogares y empresas es el cambio climático. El aumento de las temperaturas y de la humedad, y el cambio entre largos periodos de lluvia y largos periodos de calor y bochorno propician el aumento de PLAGAS DE DIVERSOS ARTRÓPODOS como cucarachas, hormigas o moscas y mosquitos.

En épocas como el verano, los insectos buscan refugio en el interior de nuestros hogares o negocios, buscando lugares cálidos como el interior de electrodomésticos. En el caso de las cucarachas, su proceso de gestación dura alrededor de 15 días, naciendo de un mismo huevo hasta 50 nuevas cucarachas y colonizando nuestro espacio en muy poco tiempo.

Nuestros hogares y empresas son ideales para que puedan abastecerse con todo lo que necesitan, buscando especialmente comida o, en el caso de parásitos como los mosquitos, la sangre de los inquilinos.

Los parásitos entorpecen nuestro día a día al invadir nuestro propio espacio, y suponen una fuente de infección bastante notoria al estar en contacto con nuestros alimentos, en los que pueden llegar a depositar sus heces y desechos sin que nos demos cuenta.

Como es casi imposible evitar su llegada, lo mejor es tomar medidas para impedirlo o bloquear su impacto en nuestros espacios.

Hay que tomar medidas preventivas, físicas o de estructuras, que evitan su presencia en nuestros hogares y que impiden que se asienten en las estructuras de nuestros espacios. A través de acciones como la limpieza de instalaciones, el taponamiento de huecos y grietas y el uso de materiales que favorezcan su anidamiento, evitamos que se instalen en nuestros lugares y que aumenten su colonia, evitando su reproducción.

Además, tomar medidas correctivas como el uso de productos insecticidas será vital para eliminar y controlar la plaga ya instalada.