Por qué TIRAR las MASCARILLAS USADAS

Las mascarillas forman parte de nuestra nueva normalidad ya que son un elemento indispensable para controlar los contagios de COVID-19 en nuestro entorno. Si una persona contagiada pero que no presenta síntomas la lleva puesta, evitará contagiar a otras personas. El problema es que todas las mascarillas, desde las quirúrgicas a las filtrantes, incluso aquellas que se pueden reutilizar varias veces, tienes que ser desechadas una vez se acaba su vida útil.

Está empezando a ser una imagen muy corriente ver mascarillas en el suelo de nuestras calles o en el mar. Bien, esto es preocupante por varios motivos.

  1. El primero de todos es que, si una mascarilla ha sido utilizada por una persona que tiene el virus y no la deposita en la basura, puede ser un elemento que propague el virus.
  2. La mascarilla en el mar, como cualquier otro residuo, son peligrosas para las especies marinas que viven en el. Si, por ejemplo, una tortuga ingiere una mascarilla, su cuerpo no podrá digerir los materiales de los que está formado y morirá.
  3. La acumulación de mascarillas junto con otros residuos puede atraer a plagas de insectos o ratas, que pueden usar los montones de basura que se acumulan como cobijo.

La mascarilla es un residuo que se tiene que tirar en el contenedor orgánico debido a que, al haber sido usada, contiene patógenos. Es importante tener esto claro, ya que es fácil que se intenten reciclar en el contenedor amarillo.

 

Ir arriba