Acceso a clientes

Sugerencias para una salud mejor

Publicado el 23 marzo, 2015 , en Salud

1132867882-8578

La salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Así, queda claro que más allá de patologías, la salud abarca diversos factores que intervienen en la calidad de vida de cada uno. Una persona sana, por tanto, sería aquella que disfruta de una vida plena y feliz a todos los niveles. Si se practican con regularidad, unas cuantas cosas simples pueden ayudar a minimizar el riesgo de enfermedad y enriquecen la vida. A continuación te damos una serie de consejos que te ayudarán a llevar una vida más saludable.

1. Encuentra tiempo para ti

Todos necesitamos relajarnos en algún momento. Ya sea leyendo un buen libro o charlando con un viejo amigo, es importante que reserves algo de tiempo al día solo para ti.

2. Escoge alimentos saludables

Los alimentos saludables como verduras, frutas, cereales integrales, alimentos con alto contenido en fibra, carnes magras, pueden ayudarte a darte más energía y a evitar problemas de salud.

3. Haz ejercicio con regularidad

El ejercicio regular ofrece muchos beneficios para la salud. Puede ser una gran fuente de vitalidad y una buena forma de aliviar el estrés. También puede ayudar a controlar la presión arterial y el colesterol. Una cantidad suficiente de ejercicio no implica necesariamente largas sesiones de entrenamiento en el gimnasio. Procura realizar 30 minutos de actividad al día. Las caminatas constituyen una excelente manera de empezar. Habla con tu médico antes de comenzar cualquier plan nuevo de ejercicios.

4. Recarga energías, tanto mentales como físicas

Salir de casa y hacer alguna actividad que te guste al menos una vez a la semana es muy positivo. Considera la opción de dar un paseo por el parque o visitar a un amigo.

5. Conserva el sentido del humor

¿Buscas una manera divertida, fácil y económica de relajarte? Prueba con la risa. Te ayuda a relajarte, acelera tu frecuencia cardiaca y pone en movimiento la sangre y los músculos.

6. Ocúpate de tus propias necesidades

Dedica tiempo a tus necesidades, es importante ser generoso con los demás pero no puedes olvidarte de ti.

7. Cumple con tus citas médicas 

Siempre es una buena idea asumir un papel activo en tu propia salud. Acudir a controles médicos y dentales periódicos, así como a otras citas y exámenes de rutina, tal y como te recomiende tu médico, puede ayudarte a mantenerte sano y fuerte.

8. Mantente conectado con el mundo exterior

Estar en contacto con amigos y familiares es importante para tu salud y bienestar; si no lo haces en persona, hazlo por teléfono o por internet. Mantén un tono alegre en la conversación y habla de asuntos agradables. Te sentirás mejor al hacerlo así.

9. Piensa de manera positiva

El pensamiento positivo puede ser muy fructífero. Dedica tiempo a identificar y aceptar tus emociones, sin importar cuáles sean. Es natural sentirse culpable o abrumado en algunas ocasiones. Pero asegúrate de valorar todas tus buenas acciones.

10. Identifica las señales de advertencia de estrés y depresión

El estrés y la depresión son problemas graves de salud. Si tienes dificultades para controlar tus emociones o para sobrellevar pequeños problemas o tienes ataques de pánico, habla lo antes posible con tu médico.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.