Acceso a clientes

Cómo prevenir las intoxicaciones alimentarias

Publicado el 7 agosto, 2017 , en Alimentación, prevención, Seguridad alimentaria

Tener conciencia del riesgo que suponen ciertos alimentos es clave para prevenir y evitar las intoxicaciones alimentarias. No todos los alimentos son iguales, ni los peligros que los afectan son los mismos. Cada uno de ellos requiere condiciones específicas de manipulación y conservación, aunque en la mayoría de los casos las pautas de control y prevención coinciden: higiene, temperatura y prudencia.

 

postgrado-nutricion-tecnologia-alimentos-seguridad-alimentaria

 

Medidas de prevención para evitar una intoxicación:

1. Comprar de forma adecuada. La seguridad alimentaria empieza en el momento de la compra. Al adquirir los alimentos, deben dejarse para el final los refrigerados y congelados, así como los productos perecederos y prestar especial atención a la fecha de caducidad.

2. Lavar. Alimentos como la lechuga o las frutas tienen que lavarse siempre, incluso si se van a pelar. También pueden lavarse las ensaladas envasadas listas para consumir, ya que la manipulación adicional posterior puede introducir nuevos contaminantes también los utensilios y las manos deben limpiarse con frecuencia y a conciencia. Al agua de lavado se le puede añadir algún producto desinfectante comercial, o simplemente un chorrito de vinagre, que actuara como desinfectante.

3. Separar alimentos crudos de los cocinados. La contaminación cruzada es una de las formas más fáciles de propagar bacterias entre alimentos. Para ello, nunca se deben descongelar los alimentos a temperatura ambiente, sino que se hará en el frigorífico para evitar el crecimiento de bacterias. Deberán utilizarse utensilios específicos para la carne cruda y otros para la cocinada, así como lavar el fregadero después de usarlo.

4. Evitar los huevos crudos. Este alimento está relacionado con la salmonelosis. Por ello es fundamental evitar el consumo de este alimento crudo, así como extremar las precauciones en preparaciones como mayonesas u otras salsas que contengan huevo.

5. Controlar la temperatura. Se deben cocinar bien alimentos y evitar que los alimentos se mantengan el menor tiempo posible a temperaturas entre 4º C y 40 º C ya que las bacterias se multiplican de forma más rápida a estas temperaturas.

6. En caso de duda, desechar los restos de comida. Pueden ser una fuente de bacterias transmitidas por los alimentos. La regla de oro es no dejar los restos a temperatura ambiente durante más de dos horas y si se van a conservar congelados realizarlo cuanto antes. En ocasiones, puede ser que no se altere el olor o el sabor de un alimento contaminado.

7. Tener especial cuidado durante el embarazo. La seguridad alimentaria es aún más importante durante el embarazo, ya que algunos microorganismos patógenos pueden ser más violentos, como Listeria, que se localiza sobre todo en los quesos blandos y carnes frías.

 

pescados-y-mariscos-460x250-1

¿Sabemos cuáles son las bacterias que provocan las intoxicaciones y en que alientos se encuentran?

1-Salmonella

Su origen principal es el tracto intestinal de animales, fundamentalmente las aves y los porcinos y pueden acabar contaminando las carnes crudas, el pollo crudo y el huevo. La salmonella es sensible al calor y muere por calentamiento (mayor a los 70 °C). Por lo tanto, la cocción adecuada y la higiene durante la manipulación de los alimentos puede prevenir en gran medida las infecciones causadas por salmonella.

2-Listeria monocytogenes

La causa más frecuente se debe a la ingesta de alimentos crudos, como carnes crudas y verduras, así como en los alimentos procesados que se contaminan después de su transformación, como los quesos blandos y carnes frías o los productos no pasteurizados de leche.

4-Escherichia coli

Se trata de una bacteria que habita en el intestino de animales mamíferos sanos y en el agua estancada. Frecuentemente se infectan comiendo frutas y verduras contaminadas crudas o sin lavar, beber leche sin pasteurizar, comer carne cruda o no bien cocida, beber agua infectada, etc. Los consumidores pueden prevenir la infección cocinando bien la carne y evitando la leche no pasteurizada así como una buena higiene en las manos.

5-Clostridium perfrigens

La principal causa de su proliferación en los alimentos es el haber mantenido el alimento caliente después de su preparación. Un pequeño número de organismos puede estar presente después de la elaboración del producto, y pueden multiplicarse durante su almacenamiento o cuando se preparan grandes cantidades de alimentos con muchas horas de anticipación. Las carnes y sus derivados son los más implicados.

6-Bacillus cereus

Aparece en alimentos como carnes, la leche, los vegetales y los pescados, así como productos elaborados a base de arroz, alimentos con alto contenido de almidón, las pastas y los quesos también se asocian a este tipo.

Las intoxicaciones alimentarias son enfermedades que se producen por la ingesta de alimentos contaminados por microorganismos patógenos o sus toxinas. Generalmente no son detectables en apariencia– aspecto, olor y sabor- pero suelen ºproducir trastornos gastrointestinales, tales como dolor abdominal, diarreas, náuseas y vómitos, a veces acompañados de fiebre y en determinados casos pueden desencadenar enfermedades graves.

Para evitar estos posibles riesgos, SERANCA forma y asesora al personal de la industria alimentaria en cualquiera de sus sectores.