Acceso a clientes

Nuestro compromiso es cuidar tu salud!

Publicado el 16 marzo, 2015 , en La empresa, Medio ambiente, Salud

agua2 

22 de marzo Día Mundial del Agua- Energía, declarado por la Organización de Naciones Unidas (ONU)

“El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental”, recuerda la convocatoria oficial de la ONU para este año. “El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente”.

Si pudiéramos verter en 100 cubetas el agua de todo el planeta, 97 de ellas serian de agua salada, 2 de hielo y nieve situada en los casquetes polares y cumbres de las altas montañas y solo una cubeta seria de agua líquida dulce aprovechable por los seres humanos.

El agua  potable es, por tanto todo un tesoro que debemos cuidar y aprovechar de la forma más sostenible para asegurar que en un futuro inmediato y las próximas generaciones podamos tener acceso al agua potable de consumo humano.

Nuestro futuro sostenible también encara la amenaza del cambio climático, razón por la cual los Estados Miembros de las Naciones Unidas están trabajando arduamente para llegar a un acuerdo universal significativo sobre el clima. En los próximos años, las emisiones de gases de efecto invernadero tendrán que reducirse considerablemente para poder evitar los peores efectos del cambio climático, entre los que se cuentan los cambios en las pautas meteorológicas, el aumento de las plagas, la amenaza de escasez de agua en muchas partes del mundo y enfermedades relacionadas con el agua.

El agua, el saneamiento y la higiene tienen consecuencias importantes sobre la salud y la enfermedad. Las enfermedades relacionadas con el uso de agua incluyen aquellas causadas por microorganismos y sustancias químicas presentes en el agua potable; enfermedades como la esquistosomiasis, que tiene parte de su ciclo de vida en el agua; la malaria, cuyos vectores están relacionados con el agua; el ahogamiento y otros daños, y enfermedades como la legionelosis transmitida por aerosoles que contienen microorganismos.

la legionelosis,  enfermedad bacteriana ocasionada por la bacteria Legionella que suele presentar dos formas clínicas, siendo la más grave la infección pulmonar o enfermedad del legionario, que aparece en grupos de riesgo, especialmente sensibles como ancianos, niños y personas inmunodeprimidas.

Cuando se dan las condiciones idóneas, la bacteria de la legionella puede desarrollarse de un modo desmesurado. Estas condiciones incluyen la temperatura, el estancamiento o el mantenimiento inadecuado de ciertas instalaciones. Las instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de la bacteria son las torres de refrigeración, condensadores evaporativos, sistemas de agua caliente con acumulador y circuito de retorno, SPA, Jacuzzi, tratamientos con chorros a presión y centrales humidificadoras industriales. Instalaciones con menor riesgo son depósitos, aljibes, tuberías, fuentes ornamentales, sistemas de riego por aspersión y sistemas contra incendio.

Tratamiento

La mejor acción es el tratamiento preventivo y control de la bacteria.

Seranca empresa especializada en servicios de higiene Ambiental e higiene alimentaria en Canarias, pone al servicio su personal altamente cualificado para desarrollar todo los trabajos de mantenimiento y control necesarios para prevenir su aparición. De igual manera estos servicios ayudan a las empresas a cumplir con las normativas y protocolos existentes para las instalaciones de riesgo. Limpieza y mantenimiento tanto en infraestructuras públicas como en hogares, son dos factores claves a la hora de prevenir la proliferación de brotes de legionella.