Acceso a clientes

Etiquetado de grasas y aceites: lo que debe conocer el consumidor

Publicado el 13 febrero, 2017 , en Alimentación, Salud, Sin categoría

Una guía rápida para saber cómo se indican los aceites vegetales en las listas de ingredientes y en el etiquetado de los productos alimenticios

Variety of fats

Variety of fats

El aceite se utiliza en la elaboración de múltiples alimentos. Algunos productos emplean aceite de oliva; otros, de girasol, de maíz o de palma. Pero la situación más habitual, en el momento de hacer la compra, es sentirse un poco perdido ante los distintos nombres que el aceite recibe en las etiquetas. Con el objeto de aclarar la información que llega al consumidor, el siguiente artículo explica por qué esos datos sobre las grasas y los aceites son muchas veces genéricos y señala qué indica la legislación al respecto.

Al mencionar el aceite en un producto, la referencia a ese ingrediente resulta, a veces, quizás demasiado genérica. En relación con este tema, algunos de los ejemplos que es posible encontrarse en los lineales del supermercado se refieren a ingredientes tales como los siguientes:

  • Aceite vegetal.
  • Grasa vegetal.
  • Grasa vegetal totalmente hidrogenada.
  • Aceites vegetales hidrogenados.

Se debe saber que, en las listas de ingredientes de alimentos a los que se han incorporado las grasas y aceites vegetales, la legislación alimentaria ofrece distintas alternativas al industrial responsable de facilitar esa información al consumidor. En este sentido, el consumidor halla diversos tipos de información:

  • Se puede indicar el ingrediente de forma concreta y específica, con su “nombre y apellidos”, por ejemplo: aceite refinado de girasol.
  • Se puede optar por las alternativas que otorga el Reglamento 1169/2011 a la hora de indicar estos ingredientes.
  • Los “Aceites refinados de origen vegetal” se pueden agrupar con la designación genérica “aceites vegetales”, seguidos inmediatamente de una lista de indicaciones del origen vegetal específico, y podrán ir seguidos de la indicación “en proporción variable”. Además, en el caso que de que se haya aplicado el procedimiento de hidrogenización, se acompañará de la expresión “totalmente hidrogenado” o “parcialmente hidrogenado”, según el caso.
  • Las “Grasas refinadas de origen vegetal” se pueden presentar en la lista de ingredientes agrupadas con la designación “grasas vegetales”, seguidas inmediatamente de una lista de indicaciones de origen específico vegetal, y podrán ir seguidas de la indicación “en proporción variable”. Del mismo modo que los aceites vegetales, aquí también será necesario hacer mención a si se trata de grasas “totalmente hidrogenadas” o “parcialmente hidrogenadas”, según el caso.

Teniendo en cuenta las opciones que establece la legislación en materia de información y etiquetado de los alimentos, es importante explicar que se puede hablar de aceites vegetales, tal y como permite el reglamento 1169/2011. Sin embargo, hay que aclarar que el concepto global “aceite vegetal” no comprende todos los aceites vegetales.

En cuanto al aceite de oliva, la legislación nacional y de la Unión Europea fija criterios específicos para citar de manera adecuada su empleo en las listas de ingredientes de los alimentos en los que se incorpora de modo habitual.

Por tanto, hay que ser conscientes de que el Derecho Alimentario da opciones a la industria responsable del etiquetado. Por ello, se puede ver que, en algunos casos, la información puede ser menos explícita de lo que le gustaría al consumidor, aunque responde a lo establecido en el marco regulatorio vigente.

JMFV, ACT