Acceso a clientes

Envases y bolsas reutilizables, ventajas para el medio ambiente y el bolsillo

Publicado el 25 mayo, 2015 , en Medio ambiente

La reutilización de envases y bolsas reduce el impacto ambiental y ayuda a ahorrar.

El empleo de envases y bolsas reutilizables es una práctica habitual de cualquier consumidor responsable. Frente al usar y tirar y sus consecuencias negativas, la reutilización alarga la vida útil de los productos y proporciona una reducción de residuos y un ahorro económico. Este artículo señala por qué emplear envases y bolsas reutilizables y sus ventajas. También aborda la prohibición de las bolsas de usar y tirar.

Lavar-las-bolsas-reutilizables

Por qué utilizar envases y bolsas reutilizables

Gracias a los envases y bolsas reutilizables se puede transportar la compra, almacenar y organizar los productos o conservar los alimentos y evitar su desperdicio, un problema ambiental y económico en aumento sobre el que instituciones como la ONU han llamado la atención.

Los envases y las bolsas reutilizables proporcionan diversas ventajas ambientales y económicas

Los envases reutilizables son mejores que los de un solo uso, siempre que no se distribuyan en distancias muy largas, porque consumen menos recursos y se producen menos gases de efecto invernadero, implicados en el cambio climático.

Los consumidores pueden encontrar envases de materiales diversos. Conocerlos puede servir para utilizar el más conveniente en función de su uso o sus características.

Si se busca ligereza, resistencia y facilidad en la limpieza, se puede optar por el aluminio; si, además de resistencia e higiene, se busca que mantenga la temperatura más tiempo, es preferible el acero. Sin embargo, estos dos materiales son más caros, por lo que es mejor adquirirlos de forma selectiva y para un empleo prolongado.

El vidrio es un material higiénico, resistente a productos químicos y económico, pero es más frágil y pesado, por lo que se recomienda para almacenar productos como el vino o la leche.

El plástico policarbonato es resistente, ligero y económico y se le puede dar varios usos. Si se tiene intención de utilizarlo, conviene evitar los que lleven bisfenol A (BPA), un compuesto al que se atribuyen diversos efectos negativos en la salud.

El papel y el cartón son ligeros y se pueden reciclar, pero no son tan resistentes como la tela, la lona o similares.

Ventajas de los envases y las bolsas reutilizables

Los envases y las bolsas reutilizables proporcionan diversas ventajas ambientales y económicas:

  • Permiten hacer y guardar los alimentos y otros productos sin un empaquetado excesivo e innecesario que solo genera residuos y un aumento del precio.
  • Facilitan y generalizan la compra más económica a granel. Legumbres, frutas, especias, cereales, café, frutos secos, etc. se pueden comercializar de forma más barata entre los consumidores. Cada vez son más comunes los establecimientos que emplean el granel en parte o incluso en todos sus productos y que se basan en el uso de las bolsas y envases reutilizables. Algunos productores lácteos han puesto en marcha máquinas expendedoras de leche fresca que se llenan con botellas de vidrio reutilizables que llevan sus clientes.
  • Contribuyen al reciclaje. Las bolsas reutilizables se pueden usar para almacenar los residuos que van al contenedor amarillo (envases), azul (papel y cartón) y verde (vidrio). Algunas instituciones han distribuido bolsas para reciclaje por colores entre los ciudadanos con el doble objetivo de concienciar sobre la necesidad de reciclar y dar facilidades para guardar y separar de forma adecuada dichos residuos. Las botellas de plástico se pueden emplear de nuevo para la recogida y reciclaje del aceite usado que sirve para elaborar productos ecológicos como biodiésel o jabones.
  • Son una opción más de “upcycling”. El “supra-reciclaje” transforma un objeto sin uso o destinado a ser un residuo, como pueden ser envases, bolsas o botellas, en otro de igual o mayor utilidad y valor. De esta forma se logran nuevos productos y se ahorra dinero.