Acceso a clientes

¿De dónde salen las moscas de la fruta?

Publicado el 12 junio, 2017 , en Alimentación, Plagas, prevención, Salud, Seguridad alimentaria

Los medios ácidos como el que se genera durante el proceso de descomposición de la fruta son los más propicios para que se desarrolle la conocida como mosca de la fruta

mosca de la fruta1

Aparecen en la fruta de repente, casi de manera espontánea, echando a perder algunas partes de la pieza. Las moscas de la fruta, denominadas en términos científicos Drosophila melanogaster, son pequeños individuos que pueden oler la fruta podrida a mucha distancia. No proceden del interior del alimento, sino que vienen del exterior, atraídas por el aroma de las frutas cuando empiezan a estar en exceso maduras. El artículo explica de dónde salen estos insectos y cómo puede prevenirse su presencia.

La mosca de la fruta es un insecto díptero que se alimenta de productos en proceso de descomposición, como fruta madura y vegetales, aunque también se encuentra en lugares donde se produce vinagre. Esta mosca muy pequeña tiene la cabeza y el tórax de un color marrón claro y el abdomen más oscuro. Su característica principal son sus ojos, de un color rojo brillante. Los adultos miden de tres a cuatro milímetros de largo, incluyendo las alas. Estos insectos pueden entrar a través de las grietas más pequeñas, incluso si hay mosquiteras.

Aparecen cuando la fruta está madura o empieza a fermentar y produce el alcohol que las atrae. Empiezan por ingerir el fruto de la fermentación y, durante el proceso, ponen unos 500 huevos que eclosionan en larvas en cuestión de horas, en torno a unas 30. Los ubican cerca de la superficie de la fruta u otro tipo de materia orgánica en descomposición. Las larvas se alimentan sobre todo del material en descomposición, que suele ser una superficie ácida. La mosca adulta aparece varios días después y empieza de nuevo el proceso, que dura entre 15 y 21 días; a 29 ºC, este insecto llega a vivir unos 30 días.

También puede ser que la mosca de la fruta proceda del momento en el que se compra, si es que la pieza está ya muy madura en el punto de venta. De ahí que sea muy importante comprobar en la misma tienda que la fruta no esté dañada o muy madura. Este insecto puede acumularse sobre todo en las cocinas durante el verano, aunque está activo en todas las épocas del año. Las moscas adultas sobrevuelan los cubos de basura y la fruta o verdura en descomposición. Una de sus particularidades es su rápida reproducción.

Cómo controlar la mosca de la fruta

El primer paso para eliminar la mosca de la fruta es deshacerse de la pieza estropeada

Los medios ácidos son los más propicios para que las moscas se desarrollen, por tanto, un proceso de descomposición (que es ácido), además de un elevado grado de humedad, constituyen el foco perfecto para que se formen. La fruta madura es el tipo de materia orgánica que más las atrae y su aparición espontánea e inesperada es común. Además de por la fruta, se sienten atraídas sobre todo por materiales azucarados y orgánicos, aunque también pueden aparecer en la carne en descomposición, contenedores de basura y derrames de alcohol.

Es muy difícil deshacerse de la mosca de la fruta cuando ya ha aparecido. El primer paso para eliminar la presencia de estas moscas en la cocina es retirar la fruta estropeada de las zonas donde estos insectos se alimentan y se reproducen. A menudo ponen sus huevos en la fruta podrida y otros materiales blandos y dulces. Si no hay fruta o material vegetal estropeado, se deben comprobar los contenedores de basura y de reciclaje de la cocina, porque actúan también de caldo de cultivo. Tras aislar el posible foco de cultivo de la mosca, uno de los métodos de control más eficaces es quitar la fuente de alimentación de las moscas, es decir, la fruta estropeada, limpiar bien la encimera y los posibles derrames y vaciar los cubos de basura y limpiarlos bien.

La higiene en la cocina y la humedad son los dos factores más importantes que deben controlarse, sobre todo en rincones y áreas difíciles de acceder, fregaderos, lavaplatos, zonas con pérdidas de agua y basura. Debe evitarse el exceso de humedad y posibles olores que las puedan atraer aún más. La eficacia de la higiene resulta fundamental para controlar este insecto. El uso de un insecticida doméstico para eliminarlo puede ayudar a reducir el problema, pero debe tenerse en cuenta que con este método no desaparecen los huevos, que son el foco de reproducción continuo de esta especie.

Moscas en la cocina, un insecto que molesta

La mosca doméstica (Musca domestica) constituye no solo una molestia sino que puede convertirse en un vehículo de transmisión de enfermedades en la cocina. Se calcula que más de 100 patógenos están relacionados con este insecto, entre los que destacan Salmonella, Staphylococcus, E. coli y Shigella spp., microorganismos que pueden ser transportados por los insectos. Las formas de transmisión son tres: a través de la superficie corporal, de la regurgitación de comida (contaminada) y a través de la defecación de patógenos.

La mosca de la fruta se usa muchas veces en experimentación genética porque tiene un reducido número de cromosomas. Un 61% de los genes de las enfermedades humanas que se conocen tienen una contrapartida que se identifica con el genoma de las moscas de la fruta y el 50% de las secuencias proteicas tiene análogos con los mamíferos.

M CH

SERANCA, le ofrece soluciones a todos sus problemas relacionados con las plagas y la higiene alimentaria