Acceso a clientes

Así debes lavarte las manos para evitar infecciones como el enterovirus

Publicado el 20 marzo, 2017 , en prevención, Salud, Seguridad alimentaria

Los enfermeros enseñan cómo nos tenemos que lavar correctamente las manos para evitar enfermedades como enterovirus, catarros, gastroenteritis, gripe, etc

info-lavarse-las-manos

Las manos son, probablemente, el principal transmisor de infecciones que tenemos en el cuerpo. Las manos son la zona más sucia porque todo lo manipulamos con ellas y debemos cuidar a los que nos rodean.

Lavarse las manos es una de las medidas higiénicas más importantes que podemos adoptar en nuestro día a día. Según Unicef, realizar este hábito después de ir al baño, antes de preparar o manipular alimentos, después de toser o estornudar? ayudaría a reducir en más del 40% los casos de enfermedades diarreicas y casi en un 25% los casos de infecciones respiratorias.

De esta forma, enfermedades tan habituales en las sociedades desarrolladas económicamente como diarreas, gripe, catarro, pie de atleta, meningitis, bronquiolitis, infecciones en diversas partes del cuerpo u otras patologías menos frecuentes como enfermedades venéreas, hepatitis, el cólera o las fiebres tifoideas son sólo algunas de las consecuencias de, en muchos casos, descuidar la higiene de nuestras manos. Esto es todavía más importante en el caso de los niños, víctimas propicias de los millones de gérmenes que aprovechan la deficiente higiene para propagar multitud de enfermedades.

Medio minuto para lavarse las manos

El enfermero David Sánchez, de la Enfermería Familiar y Comunitaria y miembro del Consejo General de Enfermería de España explica que no vale lavarse las manos con el simple frotamiento. Hay que tener en cuenta también los especios entre los dedos y las uñas.

Hay que usar un jabón neutro (de pastilla) o líquido. Repartir el jabón, hacer espuma, limpiar las palmas, frotándolas entre sí, luego palma con los dorsos, limpiar la zona interdigital, las uñas con la palma de la mano contraria. Y por último, el pulgar donde se suele acumula más suciedad.

Hay que dedicarle al menos medio minuto al a higiene de manos. Nos secamos con papel o toalla y con ella cerramos el grifo.