Acceso a clientes

Así afectan los daños al medio ambiente a nuestra salud

Publicado el 7 noviembre, 2016 , en Cambio climático, Contaminación, Medio ambiente

La degradación ambiental causa hasta 234 veces más muertes prematuras por problemas de salud que los conflictos, según la ONU

Cuántas muertes causan los daños al medio ambiente

El informe “Medio ambiente sano, gente sana“, del PNUMA estima, con datos de 2012, que 12,6 millones de muertes se debieron al deterioro de las condiciones del entorno, el 23% del total. Los niños son uno de los colectivos más desfavorecidos, subraya el documento: los impactos ambientales son responsables de la muerte de más de una cuarta parte de todos los menores de cinco años.

madre-bebe-miran-fabrica-p

La contaminación del aire mata a siete millones de personas en todo el mundo cada año

La mayor proporción de muertes atribuibles a un medio ambiente en malas condiciones se produce en el sudeste de Asia y en el Pacífico occidental (28% y 27% del total, respectivamente). A ellos les sigue el África subsahariana (23%) y la región del Mediterráneo oriental (22%), mientras que en Europa es del 15%.

El informe también apunta los impactos ambientales que más afectan a la salud: la alteración de los ecosistemas, el cambio climático, la desigualdad, la urbanización no planificada, los residuos y los modelos de consumo y producción insostenibles.

Entre estos daños ambientales, los expertos de la PNUMA destacan al cambio climático, que está exacerbando la escala e intensidad de los riesgos para la salud. Las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que 250.000 muertes adicionales podrían ocurrir cada año entre 2030 y 2050, sobre todo a causa de la desnutrición, la malaria, la diarrea o las olas de calor producidas por dicho problema ambiental.

fotospropias20111119145216

Cuáles son los peores daños al medio ambiente para la salud

Los expertos del PNUMA se basan en varios estudios para citar los daños ambientales que más impacto causan en la salud humana y cuantifican sus consecuencias en número de muertes:

  • Contaminación del aire. Mata a siete millones de personas en todo el mundo cada año; de ellos, 4,3 millones por la contaminación del aire en el hogar, sobre todo entre mujeres y niños pequeños en países en desarrollo.
  • Falta de acceso al agua potable y el saneamiento. Cerca de 842.000 personas mueren de enfermedades diarreicas cada año, el 97% en los países en desarrollo. Estas afecciones son la tercera causa de fallecimiento de menores de cinco años, el 20% de todas las muertes en pequeños menores de cinco años.
  • Exposición a sustancias químicas nocivas. Unas 107.000 personas mueren al año por la exposición al amianto y 654.000 a causa del plomo (datos de 2010).
  • Desastres naturales relacionados con el clima. Desde la primera Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU, en 1995, se han perdido 606.000 vidas y 4,1 millones de personas han resultado heridas, han quedado sin hogar o han necesitado asistencia de emergencia.
  • Desechos plásticos marinos y microplásticos. En 2014, la producción mundial de plástico superó los 311 millones de toneladas, un 4% más que en 2013. Entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas terminaron en los océanos por la inadecuada gestión de los residuos. Especialmente preocupantes son los microplásticos. Cada kilómetro cuadrado de los océanos del mundo tiene 63.320 partículas microplásticas flotantes en la superficie. Los seres vivos marinos, desde los más pequeños como el zooplancton hasta los más grandes como las ballenas, pueden estar expuestos con efectos nocivos como daños inmunotoxicológicos, alteraciones reproductiva endocrinas y genéticas o desarrollo embrionario anómalo.
  • Enfermedades zoonóticas. El 75% de todas las enfermedades infecciosas emergentes se pueden transmitir de animales a personas (un 60% de todas son zoonóticas). En las últimas dos décadas, afecciones como la gripe aviar, el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), el virus del Ébola o el virus del Zika han tenido costos directos de más de 100.000 millones de dólares.

 

Cómo podemos evitarlo

La inversión en medidas que combatan los principales daños al medio ambiente puede traer múltiples beneficios, destacan desde el PNUMA:

  • Prohibición de casi 100 sustancias que agotan el ozono: hasta dos millones de casos de cáncer de piel y muchos millones de cataratas en los ojos pueden prevenirse cada año para 2030.
  • Eliminación del plomo en la gasolina: sus beneficios a nivel mundial se han estimado en evitar un millón de muertes prematuras por año y en 2,45 billones de dólares cada año.
  • Reducción de las emisiones de contaminantes climáticos como el carbono negro y el metano: se podría reducir el calentamiento global en un 0,5 °C a mediados de siglo y salvar 2,4 millones de vidas al año en 2030 al disminuir la contaminación del aire.

El informe recomienda actuar en varios frentes: eliminar o mitigar las sustancias nocivas en el entorno de las personas; reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) mediante la sustitución de los combustibles fósiles por las energías renovables; implantar modos de vida y de consumo sostenibles para reducir los residuos, la contaminación y la destrucción de la naturaleza; y mejorar la resiliencia de los ecosistemas para que puedan recuperarse mejor.