Acceso a clientes

Cuatro plagas que podrían amargarte el verano

Publicado el 22 agosto, 2016 , en Plagas, prevención, Salud

Mosquitos, cucarachas, chinches y pulgas, plagas que aprovechan los calores del verano para atacar con fuerza

Mosquitos, cucarachas, chinches y pulgas. No son los cuatro jinetes del Apocalipsis, pero estas plagas pueden amargar el verano a cualquiera. Los expertos señalan diversas condiciones que propician su proliferación durante los calores estivales y ofrecen diversos consejos para prevenirlas y combatirlas.

Los mosquitos, más abundantes este verano

Las grandes zonas de agua estancada, idóneas para estos insectos, según la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA). Cuantos más lugares húmedos, más posibilidades de poner huevos y proliferar con la llegada del calor.

La especie más común en España es el mosquito trompetero (Culex pipiens), llamado así por su característico zumbido. En los últimos años, el mosquito tigre (Aedes albopictus) se ha extendido de manera significativa hacia el área mediterránea, en Canarias no se ha detectado su presencia, es el transmisor del chikungunya . Esta especie invasora, vista en Cataluña por primera vez en 2004, mide cinco milímetros y su picadura es especialmente dolorosa.

Las cucarachas proliferan con el calor

El mosquito tigre se ha extendido de manera significativa hacia el área mediterránea

Los calores estivales son también óptimos para otra plaga frecuente: las cucarachas. Según la ANECPLA, durante el verano provocan que las empresas del sector aumenten su trabajo de forma considerable.

Aunque hay muchas especies, en España las más comunes son tres: la Blattella germánica (mide de 1 a 1,5 centímetros y es de color marrón claro), la Blatta orientalis (mide de 2 a 2,7 centímetros y es de color negro) y la Periplaneta americana (habita en zonas cálidas y costeras como Canarias, Levante o la costa andaluza, es de color rojizo y de gran tamaño, entre 3 y 5 centímetros).

Plagas desaparecidas que vuelven

Las temperaturas cada vez más cálidas y el tránsito de viajeros y mercancías de todas partes del mundo se han convertido en aliados para la llegada de especies invasoras, como los citados mosquito tigre o la cucaracha americana, más grandes y problemáticos que sus “congéneres” autóctonos.

Junto con la llegada de las nuevas especies, se ha detectado el retorno de plagas que se consideraban erradicadas en España. Es el caso de la chinche de cama (Cimex Lectulariux), que se alimenta de sangre, al igual que las pulgas, una plaga clásica cada vez más frecuente con el aumento de las mascotas en los hogares.

Consejos para combatir las plagas

Combatir estas plagas es esencial, no solo por sus molestos picotazos o su aspecto repulsivo, sino también porque pueden portar enfermedades, como la salmonela, o causar alergias y crisis asmáticas. Por ello, la ANECPLA ofrece las siguientes recomendaciones:

  • La prevención es básica: no dejar abandonados botes, recipientes, etc., para evitar el agua estancada, no dejar a la vista alimentos ni restos o basuras, limpiar con frecuencia y corregir deficiencias estructurales (sellar grietas, en especial en lavabos, fregaderos y zócalos, supervisar instalaciones de gas y agua, revisar desagües, etc.).
  • Si se percibe la presencia de una plaga en casa o en un entorno próximo, su control debe ser inmediato porque se reproducen con gran rapidez. En el mercado se pueden encontrar diversos productos, pero si no se utilizan bien no resultan eficaces.
  • Si con las medidas anteriores no desaparece la plaga, es necesario acudir a una empresa experta. Para saber si son buenos profesionales, los consumidores pueden exigirles que demuestren si están inscritos en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas/Biocidas, si el personal técnico tiene el carné oficial y si los productos utilizados están registrados y autorizados por el Ministerio de Sanidad.